Primeros pasos para instalarse en Francia

Por decisión propia o porque no te ha quedado más remedio, acabas de llegar a Francia y además de vaciar tus maletas, tienes por delante un montón de tareas administrativas y prácticas que necesitas resolver lo antes posible… Desde el Círculo de Podemos París vamos a intentar ayudarte con esta nueva sección que se estrena hoy. También te vamos a recomendar paciencia y mucho zen, porque la Administración Francesa va a requerir que utilices cada neurona que tengas, ya que a veces nos hace la vida un tanto complicada. Siempre, SIEMPRE guarda una copia de todo lo que envíes por correo (forma favorita de la Administración Francesa de comunicarse contigo) ya que las cartas a veces se pierden, y con ellas tu expediente, y ten a mano todos los papeles que te pidan y alguno más que se te ocurra porque probablemente en el último momento también te lo pidan 😉 .

Instalarte en tu nuevo hogar.

Vamos a suponer que tienes un piso donde vivir (en breve presentaremos aquí mismo una guía de ayuda para buscar piso en París). Ahora tienes que pagarlo todos los meses, hacer el seguro obligatorio y asegurarte de que el propietario del piso da tus datos para que te pasen el cobro de los impuestos por vivir en ese domicilio (taxe d’habitation) y, si no están incluidos dentro de tu contrato de alquiler, tienes que darte de alta para pagar la electricidad, gas, etc.

1. Abrirte una cuenta bancaria. Si vas a quedarte más de tres meses, puedes abrirte una cuenta como residente. Es (o debe ser) gratuito. Para abrirte una cuenta bancaria tienes que ir a una sucursal del banco que elijas con:

  • Tu pasaporte o tu D.N.I.
  • Un justificante de domicilio (recibo del pago del alquiler, contrato de alquiler, factura de electricidad o similar a tu nombre y en el que venga tu domicilio). Si vives en casa de alguien, te tiene que hacer un justificante de que vives en su casa (attestation sur l’honneur d’hébergement) que debe ir acompañada de una copia de su documento de identidad y de su justificante de domicilio.
  • Tu contrato de trabajo, si lo tienes

Si no tienes los justificantes que te indicamos, puedes abrirte una cuenta como no-residente, en principio las características de la cuenta son las mismas, pero no te darán ni tarjeta de crédito ni te permiten quedarte en números rojos.

Si conoces a alguien que ya tiene cuenta abierta en algún sitio, es buena idea que vayas con esa persona a su sucursal, ya que suele ser más fácil abrirte cuenta si vas “presentado” por un cliente y además en muchos bancos suele ir acompañado de algún regalo para ti y tu acompañante.

Los principales bancos franceses son:

BNP-Paribas

Société Générale

Crédit Agricole

Caisse d’Epargne

Crédit Lyonnais

Si aún no te manejas bien en francés y/o prefieres que te atiendan en español, tienes a tu disposición CIC Iberbanco, asociado a Crédit Mutuele y especializado en la comunidad hispanohablante que vive en Francia. Aquí puedes encontrar las agencias que tienen distribuidas por territorio francés.

También puedes abrirte una cuenta en Correos (La Poste). Puedes acceder a ella en todas las oficinas de correos de Francia. O bien en bancos on line, como AXA Banque o ING direct.

Puedes encontrar más información (en francés) sobre bancos en Francia aquí.

2. Hacer el seguro obligatorio o “Assurance Habitation”. Cuando eres inquilino tienes la obligación legal de tener este seguro y el propietario del piso en el que estés alquilado te lo va a pedir. Puedes hacer el básico, que cubre la mayoría de los problemas que puedas tener en la casa en la que vives (goteras, que te roben, daños a terceros provocados por algún problema en tu casa…) o ampliarlo tanto como tu quieras. Hay múltiples empresas que lo hacen. Aquí puedes comparar algunas de ellas. Si te vas a hacer un seguro médico para complementar la cobertura de la Seguridad Social, es posible que te interese hacer los dos seguros en la misma empresa, ya que a veces tienen “packs ahorro”.

3. La taxe d’habitation. Es un impuesto que pagas por ocupar un domicilio; da igual que seas propietario, inquilino o que compartas piso. Se establece anualmente en función de tu situación el 1 de enero del año que pagas. Es decir, si llegaste a Francia después del 2 de enero, ese primer año que estás aquí no cuenta, empezarás a pagar a partir del 1 de enero del siguiente año a tu llegada; así mismo, si te vas de ese domicilio, aunque sea el 2 de enero, pagarás el impuesto de ese año aunque ya no viviste allí. Se calcula en función del piso en el que vives (el 1 de enero) y de tu declaración de la renta. Si eres estudiante y/o no tienes ingresos, debes hacer tu declaración de la renta de todas formas, declarando la falta de ingresos, ya que si no lo haces, se te cargará el máximo importe en tu taxe d’habitation, ya que, al no tener declaración con la que hacer los cálculos, directamente te cargan el máximo. Es obligación del propietario del domicilio dar la información a Hacienda de quien vive ahí. Si eres inquilino, no tienes que hacer nada, pero es bueno que te asegures de que el propietario ha hecho los deberes, porque en última instancia, al final el responsable si hay problemas de falta de pago, serás tu. Para ello simplemente te tienes que acercar a la oficina de hacienda más cercana a tu domicilio y pedir que te digan dónde estás dado de alta. Están obligados a darte esa información y para el funcionario en cuestión es hacer un click de ratón.

En la web oficial de Hacienda puedes encontrar más información.

4. Darte de alta en los diferentes servicios. Esto ya depende de lo que haya incluido o no en tu contrato y deberás hablarlo con el propietario o la agencia con la que hayas alquilado. Ellos te darán también la información sobre las empresas a contratar (en general EDF).

Darte de alta en la Seguridad Social francesa.

Si bien el sistema de Seguridad Social merece entrada propia (que tendrá en breve), hoy te vamos a contar cómo solicitar la Carte Vitale, que es tu tarjeta de la Seguridad Social.

  1. Ven con la tarjeta europea desde casa. Primer consejo MUY IMPORTANTE. Siempre que puedas, ven con tu tarjeta sanitaria europea, que puedes solicitar en tu ambulatorio en España. De ese modo no estarás ni un solo día sin cobertura médica. Sobre todo si vienes sin contrato laboral.
  2. Solicita la Carte Vitale. Con tu contrato de trabajo en mano puedes darte de alta en la Seguridad Social. A ti y a tu familia; si venís en pareja pero solo uno de vosotros tiene contrato, puedes dar de alta a tu pareja dentro de tu cobertura sanitaria, lo haces solicitando cubrir a tus “ayants droits”, de manera que las personas que compartan domicilio contigo y dependan de ti económicamente queden también cubiertas (lo estarán dependiendo de tu número de la Seguridad Social). Para inscribirte, tienes que ir a la oficina más cercana de la Caisse Primaire d’Assurance Maladie (CPAM). Puedes encontrar la información aquí. Una vez dado de alta puedes hacer casi todo lo que necesites en esa misma web.
  3. Mientras te llega la Carte Vitale. Cuando vayas al médico vas a tener que pagar la consulta. Esto pasa siempre, pero si tienes tu Carte Vitale, la información pasa automáticamente a la CPAM y l’Assurance Maladie te reembolsa el porcentaje correspondiente (ya te explicaremos esto en una futura entrada). Si aún no tienes la Carte Vitale, el médico deber rellenar un formulario que tu deberás enviar por correo a la CPAM. Cuando todo esté en regla, te reembolsarán el importe que te deban.
  4. Date de alta en un médico generalista. Aquí no hay ambulatorios que te correspondan en función de tu domicilio fijo. Es como si todos los médicos fueran privados. Así que eres tu quien debe buscar y elegir a tu médico de cabecera. Una vez encuentres uno de tu gusto, debes declararlo como TU médico (médecin traitant). El/ella te explicará como hacerlo. Te dará un formulario que debes rellenar y enviar a la CPAM. Es importante que hagas esto porque si no tienes un médico generalista asociado te reembolsan menos dinero por las consultas que hagas (tanto de generalista como de especialista).
  5. Si tu situación no se regulariza. Si llevas más de tres meses en Francia y aún no estás cubierto por la Seguridad Social francesa, puedes solicitar la Coverture Maladie Universelle (CMU). Será gratuito o no, dependiendo de tus ingresos y te da derecho a que te reembolsen los gastos médicos aunque no estés afiliado a la Seguridad Social. Esto lo puedes hacer el la oficina de la CPAM.

Darte de alta en el Consulado de España.

Si te vas a quedar aquí por un tiempo, debes inscribirte en el Registro de Matrícula Consular. Para ello debes presentarte en la Oficina Consular más cercana a tu domicilio con una fotografía de carnet y allí te darán varios impresos a rellenar y firmar. Es interesante que lo hagas al llegar, ya que estar inscrito como residente te dará derecho a renovar documentos (no el D.N.I., que solo puede renovarse en territorio español, pero sí tu pasaporte), acreditar residencia en el extranjero y entrar en el censo para poder votar, pero debes tener en cuenta que, una vez lleves tres meses inscrito en un Consulado en el extranjero perderás tu derecho de cobertura sanitaria española. Más información sobre los consulados españoles en Francia aquí.

Te puedes inscribir como residente o como no-residente. En cualquier caso, el Consulado te pide que lo hagas en tu primer mes de estancia en Francia. Tienes toda la información necesaria para hacerlo, junto con los formularios y los documentos a presentar aquí. En el consulado de París tienes que pedir cita previa para hacerlo; esto se gestiona on line desde esta página.

Si te inscribes como residente, todos tus vínculos administrativos pasarán desde tu último domicilio al Consulado en que te inscribas, pasando a estar censado en él, por lo que el Consulado se convierte en tu punto de referencia para cualquier gestión administrativa. Mientras que si te inscribes como no residente, sigues estando empadronado en tu último domicilio declarado, de modo que, por ejemplo, seguirás en tu censo electoral de origen.

Y por hoy hemos terminado. Esperamos que esta nueva sección del blog te sea de ayuda y agradeceremos cualquier comentario actualizando información, o si hay algo en particular que quieras que tratemos dentro de esta temática, no dudes en decírnoslo.

 

Anuncios
Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en Guía de ayuda al migrante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: